El Ayuntamiento mejora el asfaltado y las aceras de la zona alta de San Juan para garantizar la seguridad de los usuarios

En Noticias /

La concejala Inmaculada Medina explica que se van a invertir 50.000 euros para reformar la calle Tártago, junto al colegio batería de San Juan, que sufre un importante deterioro.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria acaba de adjudicar por 50.000 euros el proyecto de repavimentación de calzadas en la calle Tártago, incluyendo la remodelación de varios tramos de acera, una intervención que se realiza en la parte alta de San Juan para garantizar la seguridad y comodidad de los vecinos y usurarios de esa zona del barrio.

La concejala de Fomento, Servicios Públicos y Carnaval del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Inmaculada Medina, explica que se trata de una vía junto al CEIP Batería de San Juan que presenta “un avanzado estado de envejecimiento, debido a la intensidad de tráfico en la misma y al tiempo transcurrido desde la última repavimentación, un deterioro del firme que puede repercutir en la seguridad de conductores y peatones”.

La actuación se ejecutará sobre una superficie de 2.707 metros cuadrados, entre las calles Batería de San Juan y Fondo de Saco y va a suponer una inversión de 50.000 euros.

Consiste en la mejora del firme de la vía y una actuación en las aceras, tanto en los tramos en los que el bordillo era muy bajo, como en otros pasos de peatones donde es preciso mejorar la accesibilidad.

La obra, que se iniciará en las próximas semanas, ha sido adjudicada por la Sociedad Municipal de Gestión Urbanística de Las Palmas de Gran Canaria (Geursa) a la empresa Hermanos García Álamo, SL.

Esta actuación se financia gracias a una subvención del Cabildo de Gran Canaria, que ha aportado un total de 402.000 euros para asfaltos en los últimos dos años, lo que permite acometer varios proyectos de repavimentación de calzadas en el municipio, que se suman a los incluidos en el Plan de Asfaltado 2018-2019 del Ayuntamiento, que supone una inversión global de 3,2 millones de euros con fondos propios para proceder al reasfaltado y arreglo de aceras de 72 calles.

Este plan va a permitir actuar en un total de 14 barrios de la ciudad con el fin de mejorar la movilidad, la accesibilidad y la calidad de vida de los residentes en la ciudad y también de las personas que la visitan.