Marzagán contará con un nuevo centro sociocultural para acoger actividades y dinamizar la vida en el barrio

En Noticias /

Marzagán estrenará en unas semanas su nuevo centro sociocultural, un espacio para la dinamización de la vida del barrio y para el disfrute de todas las entidades cívicas de la zona cuyas obras de rehabilitación han supervisado el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales.

Se trata de una actuación que ejecuta el Ayuntamiento capitalino con una inversión de 250.000 euros financiados gracias al Plan de Cooperación con el Cabildo de Gran Canaria 2018-2019, que se realiza en una antigua edificación en desuso situada en una vieja explotación agrícola anexa al campo de fútbol de la Urbanización Ayatima.

“En la reunión que mantuvimos con vecinos de Marzagán hace un año, comprobamos la necesidad de rehabilitar este espacio para ponerlo en uso de la ciudadanía, por eso encargamos la redacción del proyecto y buscamos financiación para poder ejecutar una obra que ahora por fin empezamos a ver como una realidad”, explicó el alcalde, que se congratuló de que las entidades y residentes del barrio vayan a poder contar en breve con un espacio en el que van a poder dinamizar la vida social y cultural del barrio.

El Plan de Cooperación del Cabildo permite hacer obras en diversos lugares de la capital con una dotación de 20 millones en cuatro años, y permiten cubrir necesidades, algunas largamente demandadas por la ciudadanía, apuntó Morales, quien agregó que este centro contribuirá a la cohesión y a generar sentimiento de pertenencia en este barrio que colinda con Telde.

El nuevo local sociocultural en Marzagán se ha construido en una vieja edificación en desuso, que se ha rehabilitado y a la que se ha añadido un pequeño espacio en el segundo piso que servirá de altillo-trastero.

En la planta baja se ha creado un salón principal de uso polivalente y otras dos salas de lectura y reuniones, además de los espacios para administración y aseos. En total, 192 metros cuadrados de superficie construida, a la que se añade un amplio porche en la fachada principal del inmueble.

Para la conexión peatonal con la Urbanización Ayatima, desde donde se accederá al edificio, se ha construido una rampa y escalera de acceso, que contribuyen junto a la fachada a acentuar la singularidad y vocación pública del equipamiento.

La galería o porche cubierto, que se está ejecutando en estos momentos, se concibe no solo como pieza de circulación sino, sobre todo, como ese lugar de encuentro y de estancia, como si se tratase de una pequeña plazoleta, apta para el desarrollo de actividades varias.

En los últimos días, se ha trabajado ya en detalles como la instalación de los falsos techos y la instalación de las planchas que van a recubrir el edificio, así como montando las vigas en el exterior para crear la galería antes referida.

La rehabilitación del inmueble, la construcción de la rampa y escalera de acceso y la acera circundante al local, además del acondicionamiento de un muro de contención de tierras en la ladera nota forman parte de una primera fase de un proyecto más amplio que el Ayuntamiento quiere poner en marcha en estos terrenos En una segunda fase, se quiere crear un parque infantil, un área de petanca, un huerto escolar y un área deportiva. En una tercera fase, se crearía un área de recreo anexa de más de 1.150 metros cuadrados.