Se culminará en agosto el nuevo Centro de atención de emergencias en El Polvorín

En Noticias /

El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria culminará previsiblemente el próximo mes de agosto, las obras de construcción de la nueva sede de Protección civil situada en El Polvorín.

La nueva infraestructura, que refuerza la red de instalaciones municipales de seguridad y emergencias de la ciudad, contará con las últimas prestaciones y dotaciones en materia de salvamento y socorrismo. La obra de construcción de la nueva sede de emergencias, está financiada con cargo al Plan de Cooperación del Cabildo mediante una inversión de 1.508.885 euros.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha supervisado hoy las obras de rehabilitación que empezaron en agosto del pasado año en el antiguo Colegio Ramón y Cajal de El Polvorín. Este antiguo centro escolar, que fue cerrado al alumnado en 2014, se está adaptando para acoger el Centro de Protección Civil y Atención de Emergencias.
Doreste destacó que se trata de la primera sede propia de la que van a disponer los voluntarios de la Agrupación de Protección Civil de Las Palmas de Gran Canaria, una sede que contará con todas las comodidades y especificidades propias del servicio de ayuda que ofrece este cuerpo.

“Este Gobierno municipal ha decidido responder a una antigua reivindicación de los voluntarios de Protección Civil que llevan años pidiendo que se les dote de una sede propia y adaptada específicamente a sus necesidades como cuerpo de seguridad y emergencia municipal, algo que con estas obras estamos haciendo realidad”, añadió Doreste.

El edificio que está siendo objeto de reforma ocupa una parcela de 4.500 metros cuadrados, que se divide en un edificio principal, que es el que se está rehabilitando, dos pequeñas construcciones que se van a demoler, y unos patios que se adaptarán para la realización de maniobras, para aparcamiento de vehículos y como zonas de esparcimiento.

El edificio se va a dividir en tres partes, en las que se van a habilitar distintas dependencias. Una zona central donde estará la recepción, el ala este, que va a albergar la zona técnica para el funcionamiento interno de Protección Civil y el ala oeste, que se va a dedicar a la atención de las víctimas de siniestros y de sus acompañantes.
El centro albergará las instalaciones necesarias para acoger hasta 56 personas que temporalmente necesiten hacer uso de este espacio por haber sido evacuadas de sus hogares debido a una emergencia. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria pretende ofrecer una solución a muchas familias que, sobre todo con ocasión de siniestros o catástrofes, se encuentran con la necesidad de encontrar un alojamiento rápido y adecuado a sus necesidades, sin depender de la disponibilidad de hoteles, pensiones u hostales particulares.

Este alojamiento temporal estará conformado por 14 habitaciones con capacidad cada una para cuatro personas en literas y con su propio aseo. Además, se habilitarán otras cuatro habitaciones para personas con movilidad reducida.
En el ala este, la dedicada a zona técnica de Protección Civil, se construirá, en la planta baja, una cocina, un comedor, un gimnasio y varias aulas de formación, así como espacios de almacenamiento. En la primera planta su ubicarán los alojamientos masculino y femenino, con sus respectivos aseos, un aula de informática, un salón de actos y otro almacén.

En el edificio central se construirá la recepción, el despacho de dirección y el mando de guardia, varias oficinas y una sala polivalente, además de los aseos.
El Ayuntamiento busca que la nueva sede de Protección Civil se integre en el barrio de El Polvorín y para ello se van ofrecer ocasionalmente algunas salas del edificio, siempre que la operatividad lo permita, a fines vecinales para que las asociaciones y colectivos del barrio puedan utilizarlas para realizar actividades, como las destinadas a impartir formación.

La Agrupación Local de Protección Civil en Las Palmas de Gran Canaria cuenta en la actualidad con algo más de 80 voluntarios, aunque dependiendo de las fechas y los eventos programados, pueden llegar al centenar de voluntarios.