Acaban las obras de la regeneración del Frente Marítimo en el entorno de Santa Catalina

En Noticias /

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ha finalizado las fases II y III del Frente Marítimo en el entorno del Muelle de Santa Catalina tras concluir la instalación de dos pérgolas que generan en el entorno más de 460 metros cuadrados de sombra. Con estos trabajos, realizados en una superficie de 6.392 metros cuadrados, se completa la regeneración de la unión entre el muelle y la Base Naval.

El alcalde, Augusto Hidalgo, el presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, y la consejera de Economía del Gobierno de Canarias, Carolina Darias, han inaugurado el nuevo espacio, que ha contado con una inversión de 3.623.982 euros.

“Esta II y III fase que inauguramos está cambiando la faz de esta parte del Frente Marítimo de la ciudad, conectando el Muelle de Santa Catalina con la Base Naval, ofreciendo un espacio para disfrutar del entorno con carril bici, conexión, accesibilidad universal. Desde hoy Las Palmas de Gran Canaria está más abierta al mar a través de un espacio que estaba desaprovechado y que hemos remodelado para el disfrute de la ciudadanía que, sin duda, se convertirá en un icono”, señaló el alcalde.

Carolina Darias por su parte ha afirmado que “el puerto se deja abrazar en esta fantástica intervención por la ciudad. Creo que es una muy buena oportunidad para que los ciudadanos de esta ciudad disfruten de ella pero también quienes nos visitan para seguir siendo una ciudad excelente como lo es y seguir contribuyendo al desarrollo de la misma que es el objetivo de estos Fondos de Desarrollo de Canarias”.

Luis Ibarra ha señalado que “quiero mostrar mi felicitación al Gobierno regional y al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria por continuar con estos proyectos puerto-ciudad que nos ayudan a acercar al turismo a la ciudad y generar en estas épocas de incertidumbre un modelo de desarrollo de desarrollo económico del que nos sentimos todos tremendamente orgullosos”.

El alcalde afirmó que el nuevo Frente Marítimo, que se enmarca dentro del objetivo de apertura de la ciudad al mar, “mejora notablemente la puerta de entrada y salida de los cruceristas que llegan a la ciudad, facilitando el tránsito de estos a diversos espacios de la urbe como el Parque Santa Catalina, la playa de Las Canteras o el entorno de la Avenida Mesa y López”.

La actuación, entre otras mejoras, ha permitido que la zona más estrecha, cerca de la Base Naval, y que prácticamente nadie utilizaba, disponga ahora de unos 20 metros de paseo totalmente accesible, con flora autóctona, dando un toque más verde a toda la zona, que contará con elementos urbanos de gran atractivo, como las dos pérgolas que han sido instaladas. Además, el espacio que une el muelle con la Base Naval cuenta con un carril bici que discurre en paralelo a la Avenida Marítima.

En las dos fases del proyecto, que se ejecutó de forma simultánea, se procedió al cierre de la escollera mediante la construcción de un paseo lineal que funciona como mirador con una barandilla de cristal en el lado del mar.

El Frente Marítimo cuenta con 460 metros de cuadrados de sombra gracias a la instalación de dos pérgolas. Para ello, se ha construido una losa en voladizo sobre el mar y se han creado dos marquesinas apoyadas en diversos pilares. Este espacio tiene forma geométrica triangular como homenaje a la tradición de la Vela Latina Canaria.

El proyecto de ejecución se ha desarrollado en el ámbito que va desde la marquesina situada junto al muelle de Santa Catalina y hasta la Base Naval.

El proyecto del Frente Marítimo también contempló como novedad la adecuación de una zona para la plantación de diversas especies de ambiente marino pertenecientes a la flora canaria como Bejeques, Tabaibas dulces o Perejil de Mar, dejando preparada la red de riego para posteriores ampliaciones, una red de drenaje de las aguas pluviales, y la instalación de la red de alumbrado en la zona.

El Parque Marítimo, con las tres fases acabadas, ocupa una superficie global de 6.392 metros cuadrados en tres alturas