Hidalgo destaca el avance en movilidad y accesibilidad que supone el nuevo itinerario peatonal en la subida a El Lasso

En Noticias /

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha supervisado hoy el resultado de las obras del itinerario peatonal construido en la subida a El Lasso desde Blas Cabrera Felipe, una actuación que  ha supuesto una inversión de 289.698 euros.

“Seguimos invirtiendo en proyectos que los vecinos nos reclamaban para mejorar el acceso a sus barrios y la propia calidad de vida de las personas que viven en esta zona, ya que con este tipo de actuaciones contribuimos a mejorar la movilidad y la accesibilidad de las personas con más problemas para desplazarse”, ha recordado el alcalde.

Hidalgo ha destacado la apuesta que está realizando el Consistorio durante este mandato, gracias a que la mejora de la situación de las arcas municipales está permitiendo invertir más que nunca en la ciudad, para conseguir que todos los barrios de la ciudad mejoren sus vías y accesos, lo que también permite una revalorización de los mismos y una mejora de sus posibilidades, tanto residenciales como de negocio.

El alcalde ha subrayado los avances que se están realizando para diseñar desde el Ayuntamiento “obras que permiten mejorar de forma sustancial nuestra ciudad, aportando a los vecinos que las disfrutan cada día calles más cómodas y que responden mejor a las necesidades que tienen, sobre todo en los barrios en los que por su orografía es más difícil desplazarse”.

Las obras han consistido en la repavimentación de un total de 1.544 metros cuadrados de las aceras de la Avenida Amurga. Se han eliminado elementos de mobiliario tales como pilonas, vallas, bancos o papeleras, se ha procedido a la demolición de pavimentos y en algunos casos bordillos existentes, ejecución de nuevas tapas, arquetas y pozos, apertura de zanjas para la renovación de algunos de los servicios municipales, así como implantación de un nuevo alumbrado público y renovación de redes de riego.

También, se han eliminado las zonas ajardinadas adyacentes a la plataforma de vehículos, dejando solamente los árboles, para los cuales se han instalado alcorques, ampliando así la sección transitable de acera. Las nuevas zonas ajardinadas se sitúan al fondo, donde existía un canal sin techar, por lo que se ha procedido a instalar placas alveolares para cerrarlo.

Todas las zonas verdes y los alcorques se han dotado de su correspondiente red de riego mediante goteros.

La actuación ha incluido el traslado y ampliación del parque infantil existente sobre la zona verde. Se han revisado los juegos existentes en el parque para comprobar su buen estado de conservación y mantenimiento, así como el cumplimiento de la normativa vigente, retirando los que no cumplían las directrices actuales y sustituyéndolos por nuevos juegos que sí lo hacen.

Además, en la nueva zona infantil situada junto a la que había se han colocado nuevos juegos debido a la demanda de los mismos dada las características del parque.