Presentan a los vecinos las conclusiones del estudio de los riscos antes de elaborar el plan de actuación de cada barrio

En Noticias /

La reunión, en la que estuvo presente Javier Doreste, y a la que asistieron 40 personas, sirvió para dar a conocer el trabajo participativo que han realizado los técnicos de Urbanismo con los residentes de los cinco riscos de la ciudad

El resultado del documento permite al ayuntamiento comenzar a tramitar los planes de cada uno de los riscos según el procedimiento reglado

Las Palmas de Gran Canaria, viernes 2 de agosto de 2019.- El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha presentado a los vecinos el resultado del estudio definitivo elaborado por el consistorio para determinar las necesidades en materia urbanística de los riscos de la ciudad denominado ‘Barrios Pendientes’.

La reunión informativa, en la que estuvo presente el edil de Urbanismo, Javier Doreste, y a la que asistieron unas 40 personas, sirvió para dar a conocer el trabajo participativo que han realizado los técnicos de Urbanismo con los residentes de los cinco riscos de la ciudad, y recoger nuevas aportaciones de los ciudadanos.

El resultado del documento permite al ayuntamiento comenzar a tramitar los planes de cada uno de los riscos según el procedimiento reglado. La primera fase, que se denomina procedimiento de evaluación ambiental estratégica, sirve para analizar las alternativas globales de ordenación según el modelo de cada barrio. Una vez aprobado por el órgano ambiental, se volverá a debatir con los residentes para decidir el documento definitivo.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha explicado que “una vez culminado el proceso de diagnóstico participativo que hemos elaborado con los vecinos para determinar las necesidades de los riscos, estamos en disposición de empezar a tramitar los planes de actuación que servirán para realizar las actuaciones de mejora en barrios tan vulnerables como San Juan, San Nicolás, San Roque, San José y San Francisco”.

El Consistorio comenzará en septiembre el procedimiento de aprobación con un período de información pública de 45 días para que los vecinos puedan seguir participando y tengan tiempo para asimilar la nueva ordenación de sus barrios.

La mejora de la red de accesibilidad, la renovación de los servicios básicos como la red de saneamiento y la construcción de nuevos espacios públicos de esparcimiento y ocio como parques o zonas de aparcamiento, son las principales conclusiones que se desprenden del diagnóstico que elaboró el Consistorio con los vecinos acerca de las necesidades de rehabilitación urbana de los riscos de la ciudad entre finales del 2018 y comienzos de este año, denominado ‘Barrios Pendientes’.

Otras de las conclusiones que se extraen del informe son las siguientes: la necesidad de que los riscos se integren en el resto de la ciudad, la mejora de la calidad ambiental, así como la recuperación y puesta en valor del patrimonio cultural y natural de los barrios, atendiendo a su origen histórico, su fisonomía tradicional y sus potencialidades paisajísticas con el Barranco de Guiniguada y la costa.

Los residentes también ha puesto de manifiesto la importancia de que los vecinos se impliquen en las estrategias de regeneración urbana de sus barrios, y necesidad de mejorar la eficiencia y rapidez de las instituciones en la solución de los problemas y necesidades más inmediatos.

Mientras tanto, no se paraliza la gestión ni las actuaciones de mejora que ya realiza el Ayuntamiento en los barrios a través de los distintos programas operativos y servicios públicos.