Se inicia el procedimiento para aprobar los planes de rehabilitación de los riscos de la ciudad

En Noticias /

El área de Urbanismo remitirá ahora los Planes Especiales de San Juan-San José, San Nicolás y San Roque al órgano ambiental municipal para su evaluación

Los Planes Especiales de rehabilitación recogen modificaciones en la normativa vigente para poder realizar acciones urbanísticas de mejora en los riscos en materia de accesibilidad, de renovación de los servicios básicos y la construcción de nuevos espacios públicos

El Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, aprobó hoy iniciar la tramitación de los Planes Especiales de rehabilitación de los riscos de la ciudad.

El área de Urbanismo remitirá ahora el borrador de los Planes Especiales de San Juan-San José, San Nicolás y San Roque, así como sus documentos ambientales estratégicos, al órgano ambiental municipal para su evaluación, con la solicitud de los correspondientes informes técnicos y jurídicos previos a su aprobación.

Estos documentos pretenden revisar y actualizar los planes especiales vigentes conocidos como PERIS, que datan de los años 90, recogiedo cambios para mejorar los riscos de la ciudad. Las propuestas presentadas se han elaborado contando con las aportaciones de los vecinos.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha afirmado que “después de trabajar con los vecinos para saber cuáles son las necesidades reales de los riscos, comenzamos la tramitación de los Planes urbanísticos que nos permitirán realizar acciones de rehabilitación de barrios como San Juan, San Nicolás, San Roque y San José”.

Los correspondientes documentos ambientales estratégicos de los planes se someterán a información pública durante 45 días para su evaluación ambiental y una vez obtengan el dictamen favorable por parte del órgano ambiental, los textos se aprobarán de forma inicial en Junta de Gobierno de la ciudad, para someterlos posteriormente a un período de exposición pública de un mes para recoger en el documento definitivo nuevas demandas de los vecinos y residentes.

Los Planes Especiales de rehabilitación recogen modificaciones en la normativa vigente para poder realizar acciones urbanísticas de mejora en los riscos en materia de accesibilidad, de renovación de los servicios básicos como la red de saneamiento y la construcción de nuevos espacios públicos de esparcimiento y ocio como parques o zonas de aparcamiento.

La mayor parte de esas actuaciones de mejora que estarán recogidas dentro de los Planes Especiales, se desprenden del diagnóstico que elaboró el Consistorio con los vecinos acerca de las necesidades de rehabilitación urbana de los riscos de la ciudad durante los meses de noviembre y diciembre de 2018 dentro del proyecto ‘Barrios Pendientes’.

Otras de las medidas planteadas por los residentes que se recogen en los planes son la necesidad de que los riscos se integren en el resto de la ciudad, la mejora de la calidad ambiental, así como la recuperación y puesta en valor del patrimonio cultural y natural de los barrios, atendiendo a su origen histórico, su fisonomía tradicional y sus potencialidades paisajísticas con el Barranco de Guiniguada y la costa.