El Ayuntamiento transformará Las Rehoyas con la creación de un espacio verde de 68.000 metros cuadrados y la reposición de 2.550 viviendas

En Noticias /

El área de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria transformará Las Rehoyas con la reposición de 2.550 viviendas y la creación de 68.000 metros cuadrados de zonas verdes, a través del plan de rehabilitación del barrio. El proyecto se ha desarrollado a través de un proceso de participación ciudadana en el que se han atendido las demandas de las 2.550 familias beneficiarias.

Así lo ha señalado el edil de Urbanismo, Javier Doreste, tras presentar los detalles de las fases del Plan Parcial de Reposición Las Rehoyas-Arapiles, que se ha consensuado con las plataformas vecinales del barrio y que obedece en sus principios básicos a la idea inicial de los vecinos de generar un gran espacio libre y verde en el centro del barrio.

El diseño definitivo del Plan, que ya ha sido presentado a los residentes, contempla la ampliación del parque, la construcción de 23 nuevos edificios, 21.405 metros cuadrados de nuevas dotaciones, 11.891 metros cuadrados de superficies comerciales y la construcción de un nuevo colegio.

En concreto, se edificarán dentro del barrio 1.915 viviendas en torno a un gran espacio verde central de 68.503 metros cuadrados que se sumarán al parque de Las Rehoyas, mientras que las 643 casas restantes se construirán en otras zonas del municipio.

Doreste ha señalado que “pondremos en marcha dentro de unos meses uno de los planes de reposición más importantes de las Islas, que hemos consensuado con los vecinos y que responde a una demanda histórica de los propietarios de esas viviendas a la que ha sido capaz de dar respuesta este Gobierno municipal”.

Tras el proceso participativo, los cambios más importantes introducidos en el proyecto atendiendo a las demandas de cerca de 2.500 familias han sido los siguientes: cambiar la orientación de los edificios situados más próximos a la carretera general del Norte, de tal manera que ahora los inmuebles se dispondrán en paralelo a la carretera y no de manera perpendicular, como estaba previsto inicialmente. Asimismo, el Consistorio construirá en esa zona cuatro edificios en lugar de los nueve iniciales.

Según las peticiones vecinales, la Concejalía de Urbanismo también ha modificado los edificios más próximos al barrio de Cruz de Piedra, eliminando los patios interiores.

El campo de fútbol situado junto al aparcamiento se desplazará, de manera provisional, ligeramente hacia el norte del parque hasta la construcción del campo de fútbol definitivo.

El documento contempla también la construcción del nuevo colegio y de locales sociales en el centro del barrio, tal como solicitaron los vecinos. El barrio dispondrá de 21.405 metros cuadrados de nuevas dotaciones en el barrio y 11.891 metros cuadrados de superficies comerciales, ya que se construirán locales en los bajos de los edificios para fomentar el pequeño comercio en la zona.

El proyecto comenzará con la construcción de un edificio situado junto al aparcamiento del parque de Las Rehoyas, que contará con 148 viviendas, y un inmueble de 152 viviendas que estará ubicado en la calle Doctor Alfonso Chiscano Díaz, junto al hospital Doctor Negrín.

Las viviendas pertenecientes a estos dos edificios, que ya han sido adjudicadas a sus propietarios, disponen de superficies que se sitúan entre los 70 y los 86 metros cuadrados construidos y tienen entre dos y tres dormitorios. Los inmuebles incluyen dos viviendas adaptadas a personas con movilidad reducida.

El Ayuntamiento dispone de 12 millones de euros para poder iniciar el proceso de transformación urbanística en Las Rehoyas.

Proceso participativo

El Ayuntamiento ha desarrollado el Plan de Reposición de Las Rehoyas de manera consensuada con los vecinos mediante un amplio proceso de participación ciudadana.

En este sentido, el Consistorio instaló el año pasado un punto de información en la zona para asesorar e informar a los propietarios y realizó un cuestionario a las más de 2.500 familias para conocer sus preferencias.

Siguiendo la filosofía de atender a las demandas de los residentes, el área de Urbanismo, ha ofertado dos cursos gratuitos para formar a los vecinos en la creación de cooperativas sociales que promuevan el autoempleo y presten aquellos servicios que necesita el barrio.

También se ha desarrollado el proyecto ‘Enrehóyate’ para fortalecer el sentimiento de comunidad entre los vecinos.