La ciudad gana un nuevo espacio peatonal y verde de 10.000 m2 en el Paseo Blas Cabrera Felipe

En Noticias /

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de las áreas de Urbanismo y Movilidad, ha concluido el proyecto de transformación urbanística del Paseo Blas Cabrera Felipe, una de las vías más importantes del Cono Sur, por las que circulará el nuevo sistema de transporte conocido como la MetroGuagua.

Los trabajos de mejora del paseo, desarrollados a lo largo de 1,3 kilómetros de unas principales arterias viarias del distrito, han supuesto la generación de una nueva zona peatonal de más de 10.000 metros cuadrados, la plantación de 125 árboles y la generación de nuevas zonas verdes.

La obra ha consistido en la creación de una nueva disposición de la vía para contribuir a ordenar el tráfico, con un total de cuatro carriles, dos de ellos dedicados exclusivamente a la MetroGuagua, al tiempo que la zona duplica los espacios para el peatón y se ha instalado un carril bici de doble sentido a lo largo de todo el paseo.

El tramo de las obras correpondiente a la MetroGuagua, que transcurre por los barrios de Casablanca I, Zárate y por los accesos a El Lasso, dispone de una longitud aproximada de unos 1,3 kilómetros y ha contado con un presupuesto de adjudicación de 3.828.421 euros.

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, junto con el delegado del Gobierno, Anselmo Pestana; el presidente del Cabildo, Antonio Morales; y los consejeros de Obras Públicas del Gobierno autónomo y  Cabildo, Sebastián Franquis y Miguel Ángel Pérez; así como los concejales de Urbanismo; Javier Doreste; Movilidad, José Eduardo Ramírez y Distrito, Prisco Navarro, recorrieron esta mañana el nuevo espacio acondicionado para comprobar el resultado de los trabajos de mejora de la vía.

El regidor capitalino destacó la “transformación integral” que experimentará “esta zona de la ciudad con esta obra ya que, además de mejorar su conexión con otros puntos de la ciudad, la nueva revitalización del Paseo contribuye a dinamizar los barrios ubicados en esta vertiente del Cono Sur, unificando la parte alta con la baja, donde se ubican lugares atractores de movilidad como la Facultad de Ciencias de la Salud, el Hospital Materno Infantil, el Hospital Insular y la Ciudad Deportiva Gran Canaria”.

Las obras recién finalizadas permiten a los ciudadanos disfrutar de un paseo totalmente renovado y accesible. Se han construido nuevos accesos a las instalaciones de la zona inferior, gracias a la construcción de escaleras y rampas que unen el Paseo con el Instituto de Medicina. Asimismo, se ha renovado el mobiliario urbano de la vía, al tiempo que se han instalado nuevas canalizaciones y alumbrado público.

El Delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, mostró su “satisfacción” por “el esfuerzo de colaboración institucional que se ha llevado a cabo entre estos cuatro niveles de la administración, que supone una mejora integral importante en la ciudad. Un excelente ejemplo de unión y colaboración para seguir apostando por un futuro más sostenible”.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, manifestó que “este es un objetivo estratégico para la nueva realidad económica. Este Ayuntamiento ha sido valiente, porque no siempre se apuestan por cambios de paradigmas como este, apelando por una ciudad moderna, sostenible, más humana y amable”.

El Consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, subrayó el compromiso del Ejecutivo Autonómico “en una apuesta como esta que viene de lejos, que se va a traducir en una sustancial transformación del espacio urbano. Seguiremos colaborando fielmente con el Ayuntamiento en este proyecto que sin duda se convertirá en un claro elemento de identidad de Las Palmas de Gran Canaria”.

Tras la consolidación del muro de hormigón, que sustentaba la plataforma por la que circulará la MetroGuagua en la franja superior, se ha ganado un espacio peatonal de 10.330 metros cuadrados. Las obras han permitido aumentar en un 50 por ciento el espacio de entrada para peatones a las instalaciones universitarias, así como el acceso a las mismas desde el balcón de Blas Cabrera Felipe.

El concejal de Urbanismo del Consistorio capitalino, Javier Doreste, resaltó que
este tramo “es uno de los ejemplos de las sinergias existentes entre las áreas de Urbanismo y Movilidad, y que hemos aprovechado para mejorar radicalmente la entrada de la ciudad y los accesos del Cono Sur, ganando más de 6.000 metros cuadrados para servicios y equipamientos públicos”.

Por su parte, el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, señaló que “con esta actuación, seguimos ampliando nuestra apuesta por la movilidad sostenible y saludable, dotando de más espacio al peatón, la bicicleta y al transporte público, tres elemento fundamentales para afrontar con garantías esta nueva normalidad”.

En paralelo a esta actuación general, se han realizado las siguientes intervenciones finalizadas con anterioridad en el Cono Sur: la mejora de la accesibilidad en itinerarios transversales entre la calle Pepe Álamo y la zona universitaria, así como la renovación de un parque infantil en la entrada a El Lasso -implementando su accesibilidad- y la conexión entre el Paseo Blas Cabrera y el barrio de Zárate.

Por último, también se ha procedido a la adecuación del conocido como antiguo parque de los Enamorados, donde se ha renovado completamente la escalera que comunica el Paseo y la calle Doctor Sventenius.