Continúa la tranformación integral de la zona Puerto-Isleta tras instalar dos nuevas piezas de la pasarela Onda Atlántica

En Noticias /

El área de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ha instalado hoy las piezas 8 y 9 que discurren sobre la zona del muelle de Sanapú y que forman la estructura de la pasarela del Puerto Onda Atlántica.

El alcalde Augusto Hidalgo ha asistido acompañado del presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, y el concejal de Distrito, Luis Zamorano, a la instalación del nuevo tramo de la pasarela, para el que ha sido necesaria la utilización de un tracto-camión articulado de cargas pesadas que ha portado las piezas y dos grúas móviles autopropulsadas que levantaron las estructuras para su posterior ensamblaje.

Una vez instalados estos dos nuevos tramos, tan solo restaría una última pieza en la zona del muelle de Sanapú y un estribo en el lado situado junto al mercado del Puerto para concluir el montaje. Previsiblemente se colocará en las próximas semanas.

La financiación de la obra, que tiene un presupuesto de adjudicación de 2.387.482 euros, ha sido consignada con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN).

Hidalgo afirmó que “estamos a punto de concluir una obra emblemática para la ciudad que servirá para conectar el muelle con importantes espacios de la urbe como el mercado del Puerto, el barrio de La Isleta y La Playa de Las Canteras y que mejorará la movilidad de los peatones y ciclistas en una zona tan importante como el istmo de la ciudad”.

“Con esta obra avanzamos en nuestro objetivo de unir peatonalmente el Puerto con la ciudad, fortaleciendo las sinergias entre este enclave de la capital con uno de los grandes ejes económicos tanto de Las Palmas de Gran Canaria como de las Islas”, agregó.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, se mostró “contento” por esta “obra emblemática que empieza a ser una realidad. Este será el año en el que el Puerto se va a encontrar físicamente con la ciudad y viceversa. Una muestra más de la transformación del entorno Puerto-Ciudad en el que seguimos trabajando”.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, explicó que “agilizamos la finalización de la pasarela para garantizar la conexión peatonal de la ciudad de norte a sur, generando más espacios libres para la ciudadanía y apostando por la movilidad sostenible”.

Los dos nuevos segmentos del viaducto, que cuentan con 20 metros de longitud, siete metros de ancho y 20 toneladas de peso, han sido ensamblados previamente en tierra durante las últimas semanas dentro del recinto portuario.

El Consistorio, a través de la Policía Local, y en colaboración con la Autoridad Portuaria, organizó un dispositivo especial de tráfico y seguridad para poder instalar las nuevas piezas de la pasarela, que consistió en el corte de la vía Muelle de Sanapú en ambos sentidos.

La pasarela se ha construido sobre una estructura metálica, revestida mediante chapa estructural de acero, junto a una losa de hormigón que sirve de base de cimentación de la estructura. El viaducto, que cuenta con una superficie construida de 1.801 metros cuadrados, tiene 6,24 metros de ancho, de los cuales tres son transitables, y una altura de 3,12 metros. En el tramo de la plataforma que discurre sobre la GC-1, la pasarela alcanza una altura de 5,5 metros. El Ayuntamiento instalará 100 metros cuadrados de paneles solares que generarán la electricidad necesaria de las luces led de bajo consumo que se colocarán a lo largo de la pasarela.

El desarrollo de la estructura se instala sobre cinco apoyos de contacto con el suelo, dos empotramientos sobre pilastras de hormigón y tres apoyos sobre soportes de hormigón en forma de ‘Y’, que se asemejan a las cunas que se usan para apoyar los barcos cuando están varados. La superficie de la pasarela, por la que podrán circular personas y bibicletas, tendrá una pendiente del seis por ciento, respetando las directrices de accesibilidad.