Transformación de la Plaza Alcaide Manolo García para completar el proyecto de la Pasarela del Puerto Onda Atlántica

En Noticias /

El área de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ha comenzado los trabajos de transformación urbanística de la Plaza Alcaide Manolo García, situada junto al Mercado del Puerto.

Los trabajos, que servirán para completar el proyecto de construcción de la pasarela del Puerto Onda Atlántica, han sido adjudicados a la empresa Construcciones Cristóbal Ortega mediante un importe de 718.474 euros.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha señalado que “esta actuación que supone completar el proyecto de la pasarela Onda Atlántica, permitirá mejorar el entorno y crear nuevos espacios de encuentro, potenciando aún más la zona del Mercado del Puerto y generando un itinerario accesible para peatones y bicicletas entre El Puerto, el barrio de La Isleta y la playa de Las Canteras”.

Las obras de transformación del espacio situado en el ámbito del Mercado del Puerto, consisten en la instalación en la Plaza alcalde Manolo García, donde se ubica uno de los extremos de la pasarela Onda Atlántica, de un nuevo pavimento, una nueva escalera y una rampa, ambas accesibles, así como la regeneración de las zonas verdes de todo el entorno.

Las obras también incluyen la reurbanización en el otro extremo de la pasarela, de la zona situada en el Muelle de Sanapú, mediante la creación de un jardín de rocalla, un nuevo área peatonal y de esparcimiento y el arreglo del pavimento. Ambas zonas se completarán mediante riego y jardinería, así como el alumbrado en la Plaza alcalde Manolo García.

“Seguimos dando los pasos necesarios para completar las obras de la pasarela para garantizar la conexión peatonal de la ciudad de norte a sur, generando más espacios libres para la ciudadanía y apostando por la movilidad sostenible”, ha reconocido Doreste.

El Consistorio continúa avanzando de forma paralela en la finalización del montaje de la estructura de la pasarela, a la que le resta la colocación de un estribo en la zona situada en el Muelle de Sanapú.

La pasarela se ha construido sobre una estructura metálica, revestida mediante chapa estructural de acero, junto a una losa de hormigón que sirve de base de cimentación de la estructura. El viaducto, que cuenta con una superficie construida de 1.801 metros cuadrados, tiene 6,24 metros de ancho, de los cuales tres son transitables, y una altura de 3,12 metros. En el tramo de la plataforma que discurre sobre la GC-1, la pasarela alcanza una altura de 5,5 metros. El Ayuntamiento instalará 100 metros cuadrados de paneles solares que generarán la electricidad necesaria de las luces led de bajo consumo que se colocarán a lo largo de la pasarela.

El desarrollo de la estructura se instala sobre cinco apoyos de contacto con el suelo, dos empotramientos sobre pilastras de hormigón y tres apoyos sobre soportes de hormigón en forma de ‘Y’, que se asemejan a las cunas que se usan para apoyar los barcos cuando están varados. La superficie de la pasarela, por la que podrán circular personas y bicicletas, tendrá una pendiente del seis por ciento, respetando las directrices de accesibilidad.