Este año se finalizarán dos nuevos edificios en Tamaraceite para mejorar las condiciones de habitabilidad de 59 familias

En Noticias /

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través del área de Urbanismo, completará este año dos nuevos edificios de 59 viviendas del Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) de Tamaraceite, un plan impulsado por el Gobierno municipal para mejorar las condiciones de habitabilidad de 354 familias del antiguo Patronato Francisco Franco y la imagen del barrio. Estos edificios, cuyas obras finalizarán en los próximos meses, se suman a las 244 viviendas que el Gobierno municipal ha entregado ya a sus propietarios.

El alcalde, Augusto Hidalgo, y la concejala del Distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, Mercedes Sanz, junto al delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, han realizado este martes un recorrido por los dos edificios en obras.

El regidor ha señalado que “la capital grancanaria se ha convertido en un referente en la reposición de vivienda pública, después de mejorar las condiciones de habitabilidad de 244 familias de Tamaraceite que ya disfrutan de sus nuevas viviendas de calidad a las que pronto se sumarán otras 59 cuando finalicen las obras que hoy hemos recorrido”.

Hidalgo ha explicado que el objetivo de este plan es mejorar las condiciones de habitabilidad de familias que estaban en condiciones de infravivienda, cuyas casas estaban en un avanzado estado de deterioro estructural, de saneamiento y de instalación eléctrica.

Asimismo, ha indicado que a través del ARRU también se mejorarán los espacios públicos para el esparcimiento de los vecinos y vecinas, ya que se creará en el espacio del patronato Francisco Franco una plaza de 4.000 metros cuadrados y un nuevo parque y ha explicado que el plan se completará con estas actuaciones y con la construcción de un último edificio de 76 viviendas.

El alcalde ha recordado que este año el Ayuntamiento comenzará a construir el primer edificio del Plan de Reposición de Las Rehoyas y continuará con su apuesta por la rehabilitación. “Hemos arreglado 1.500 viviendas en El Lasso, Tres Palmas y Escaleritas, estamos actuando en la mejora de 800 viviendas en La Vega de San José, posteriormente serán otras 600 en una segunda fase, así como la rehabilitación de otras 76 viviendas en La Isleta”, ha señalado.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Canarias ha destacado “el avance en la regeneración de la zona a través de viviendas de promoción pública financiadas, entre otros, por el Estado. Se trata de una zona en la que dentro de poco más familias canarias podrán desarrollar sus proyectos de vida en un entorno más sostenible, de acuerdo con la perspectiva de desarrollo que el Gobierno de España tiene para el futuro de nuestro país”.

“Estas viviendas no son sino la materialización de un plan estatal, de un plan que se enmarca dentro del proyecto del Gobierno de España y del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para garantizar el derecho constitucionalmente reconocido del acceso a una vivienda digna y adecuada. Las obras que hoy visitamos son también parte del fomento del desarrollo económico y social que el Estado lleva a cabo también en Canarias”, ha añadido Anselmo Pestana.

Nuevos edificios

Estas 59 viviendas están dispuestas en dos bloques con planta baja común, destinada a accesos, locales, garajes y trasteros. La edificación se sitúa en una parcela ubicada en la calle San Juan de Ávila de 1.580 metros cuadrados y alcanzará una superficie construida total de 7.160 metros cuadrados, en seis plantas y sótano, con dos cajas de escaleras y dos ascensores en cada uno de los dos bloques.

El proyecto cuenta con una inversión de 3.490.543 de euros por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el Gobierno de España y el Gobierno de Canarias.

La construcción de ambas edificaciones en los solares donde fueron demolidas las antiguas viviendas del Patronato Francisco Franco, sumadas a otros dos edificios gemelos situados justo al lado que fueron terminados en 2019, suponen la mejora de las condiciones de habitabilidad de 120 familias y un avance en la transformación urbanística de un tramo de la calle San Juan de Ávila en Tamaraceite.