Aprobado de forma definitiva la modificación del Plan Tamaraceite Sur que permitirá ampliar los parques y áreas verdes en la zona

En Noticias /

El área de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria construirá un nuevo parque urbano junto al barrio de La Suerte de más de 32.000 metros cuadrados, una superficie que duplica a la que estaba recogida en el planeamiento inicial del año 2014.

Es una de las principales medidas que recoge la modificación del Plan General de Ordenación (PGO) de Las Palmas de Gran Canaria en el ámbito del Plan Parcial de Tamaraceite Sur (UZO-04), cuya aprobación definitiva ha obtenido un dictamen favorable en la Comisión de Pleno de Desarrollo Sostenible celebrada hoy.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha señalado que “la aprobación de este plan supone un paso importante para impulsar el desarrollo urbanístico en uno de los espacios que más posibilidades de crecimiento tendrá la ciudad en un futuro. Hay que resaltar que es la primera vez que se realiza un diseño urbano como este en el municipio en el que predominan los espacios verdes, las infraestructuras sociales y deportivas y se reduce la concentración de edificios”.

“Me gustaría recordar que además de crear un parque de 30.000 metros cuadrados, eliminando la construcción de once edificios que otros planearon en el pasado junto al barrio de La Suerte, vamos a crear otros dos espacios naturales, la tercera fase del Corredor Verde, un centro cultural que ya estamos construyendo que se convertirá en una referencia en el municipio y el último inmueble de viviendas sociales del Plan de Reposición de Tamaraceite”, ha aseverado Doreste

Dicha modificación del PGO, que se adapta a la nueva Ley de Suelo y Espacios Naturales protegidos de Canarias, y que se ha hecho contando con la participación de los vecinos, tiene como objetivo fundamental reordenar el ámbito de Tamaraceite Sur a fin de lograr una menor cantidad de edificios en la zona, dando un mayor protagonismo a los espacios libres como parques y zonas verdes.

La nueva norma establece por primera vez en la ciudad un diseño urbanístico que pretende mejorar la vida de sus habitantes, dejando más espacio a los jardines y zonas verdes, fomentando la sostenibilidad, introduciendo parques en cada manzana.

Otra de las características que persigue la normativa es lograr una mejor interrelación entre el casco antiguo de Tamaraceite y el ámbito del Plan Parcial, creando una franja verde entre ambas zonas. Aumentan las dotaciones de tipo educativo y cultural, se optimiza el trazado viario, eliminando algunos viales secundarios, incorporando carriles bici en la ordenación y se crean recorridos peatonales para mejorar la conectividad con los barrios colindantes.

Y por último, también persigue aumentar la nueva oferta comercial con dos parcelas de pequeñas dimensiones con terrazas y espacios libres de transición entre el uso comercial y residencial.

La nueva norma también plantea la reducción de las alturas vigentes de los inmuebles, de entre 7 y 9 plantas, para adecuarlas al entorno y mejorar la imagen urbana resultante. Se proponen alturas de 4 plantas, y puntualmente en la rambla, hasta de 9 plantas. A pesar de la modificación se mantiene la obligación de que el 30% de la edificación residencial se dedique a viviendas de promoción pública.

El incremento de las dotaciones prevé la creación de un nuevo espacio educativo de 5.230 metros cuadrados en el barrio de La Suerte y una nueva parcela cultural que ya se está construyendo de 2.473 metros cuadrados junto a la rotonda de Cruz del Ovejero.

El nuevo Plan, que ha superado el período de exposición pública tras aceptar diversas alegaciones que fueron presentadas por la ciudadanía, deberá ser publicado ahora en el Boletín Oficial de Canarias y será remitido al próximo pleno para su aprobación definitiva.